MOLDEA TU CUERPO, VACUMTERAPIA

VACUMTERAPIA

 

La vacumterapia es un tratamiento no invasivo que busca, a través de aparatos seccionadores, drenar el tejido adiposo movilizando la grasa localizada hacia el sistema linfático. Se utiliza como una alternativa para eliminar la grasa localizada, y habitualmente es un complemento con la técnica de Cavitación.

Objetivos de la vacumterapia

Teniendo en cuenta que el principal objetivo de esta novedosa técnica es la activación de la circulación venosa y linfática, a continuación aparecen los objetivos secundarios que derivan del ya comentado:

  • tonificar el sistema circulatorio
  • favorecer la oxigenación del metabolismo celular
  • eliminar los desechos orgánicos, de tal manera que se consiguen estimular los adipositos para la lipólisis
  • estimular el sistema linfático, provocando una liberación en el flujo
  • aumentar la producción de colágeno, elastina y proteoglicinas, provocando una mayor flexibilidad de la piel
  • exfoliar la epidermis
  • estimular la circulación tanto de la dermis como de la hipodermis
  • disminuir la tensión muscular

Para qué sirve

La vacumterapia está indicada especialmente para combatir la celulitis ya sea en brazos, glúteos, abdomen o piernas. Sin embargo, las mujeres que no tienen este problema pueden aplicar la técnica en otros casos:

  • para moldear más y mejor su cuerpo
  • para tratamientos pre y post- operatorios
  • para después del parto
  • para levantar los glúteos y tener más tonicidad
  • para mejorar la calidad de la piel
  • para hacer un drenaje linfático y otro tipo de terapias

En qué consiste

Normalmente actúa por succión a nivel hipodérmico mediante unos cabezales, especialmente diseñados para ello, que permiten utilizar las aspiraciones sobre una determinada zona del cuerpo, creando un efecto de masaje sin llegar a serlo. De esta manera se facilita el drenaje del líquido retenido, culpable de la aparición de los hoyos en la piel, ejerciendo una presión de dentro hacia fuera, todo lo contrario a como se realiza un masaje normal.

Este tipo de masaje favorece la circulación del sistema linfático y, de forma natural, se eliminan los excesos de grasa, se descongestionan las zonas en las que la celulitis está más compacta, mejora la elasticidad de la piel, su luminosidad aumenta, la suavidad es mayor y, al mismo tiempo, evita la aparición de arrugas.v

Esta técnica no sólo ayuda a la eliminación de la celulitis y la acumulación de líquidos, sino que además, por todos los objetivos anteriormente expuestos, provoca un efecto relajante muy agradable.

Un tratamiento de vacumterapia suele durar entre 12 y 15 semanas ya que permite combinarla con otras técnicas y otros hábitos como mejorar la alimentación optando por una más sana y equilibrada y sobre todo, hacer ejercicio para tonificar los músculos y no dar paso a la aparición de más celulitis. Ser constante en esta nueva vía de tratamiento significa que podrás ver los primeros cambios a partir de la sexta sesión aunque no descartes, una vez terminado el mismo, hacer un mantenimiento cada mes para no dejar nunca de estar perfecta. Recuerda que es mejor prevenir que curar.

No Comments Yet.

Leave a Reply

Message